IQOS, cigarrillos electrónicos y otras formas de fumar

iqos cigarrillos electronicosBoots (3)En los últimos años han ido apareciendo en el mercado nuevas formas de consumir nicotina o de fumar, algunas son traidas de otras tradiciones, otras han aparecido como novedad, inventadas con avances tecnológicos y con unos diseños atractivos con la idea de captar a fumadores con intención de dejar el tabaco o captar nuevos consumidores, vendiendo su producto como algo menos dañino que la forma de fumar convencional.

Vamos hacer una revisión sobre los estudios médicos que hay y las recomendaciones que nos hacen los neumólogos.

IQOS( I Quit Ordinary Smoking) “dejo el tabaco habitual” es un dispositivo que tiene forma de bolígrafo donde se introduce un cigarrillo especial fabricado para este aparato, es una  pastilla de tabaco con forma de cigarrillo, se calienta aunque no hay combustión por lo que no hay humo, pero se produce un aerosol que se inhala, dando una sensación muy parecida a fumar de forma convencional. Al no haber combustión el humo o vapor que produce tiene un menor número de sustancias tóxicas que el cigarrillo normal, pero no por ello puede ser recomendado como saludable o con poco riesgo para la salud.

SEPAR, Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, ante la campaña publicitaria que se está realizando sobre estos dispositivos como que es un producto eficaz para reducir el daño ocasionado por el consumo de tabaco, se ha posicionado sobre estos dispositivos.  Los resultados de los que actualmente se disponen son:

  • La cantidad de nicotina es muy similar a la que se consume con los cigarrillos normales, por lo que la adición seguirá y si se inicia por una persona que no ha fumado tiene los mismos riesgos de adición que con el cigarro convencional.
  • La cantidad de nitrosaminas es menor, pero suficiente para causar toxicidad.
  • La cantidad de componentes orgánicos volátiles es menor, pero suficiente para causar toxicidad.
  • La cantidad de hidrocarburos aromáticos es menor, pero suficiente para causar toxicidad. Aunque uno de ellos está en mayor cantidad, casi el doble.

En un estudio de Jama Internal Medicine y otro estudio encargado por la OMS al gobierno japonés para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, encuentran que parte de estos tóxicos puede ser exhalado por los fumadores y puede ser dañino tanto para los fumadores activos como para los fumadores pasivos.

También hay que tener en cuenta que son productos que llevan poco tiempo en el mercado y hasta que no pase más tiempo no habrá estudios exactos sobre su repercusión en la salud, pero podrían ser una puerta de entrada para el consumo de nicotina, la presentación y el diseño atractivo del dispositivo además de la campaña hecha como nuevas formas de fumar “Productos de Riesgo Reducido” (RRPS) representa un riesgo para la población más joven.

Cigarrillos electrónicos

Estos cigarrillos aparecieron en China en 2003, desde entonces el número de consumidores ha ido creciendo, su comercialización también se ha sostenido en que es una manera de fumar o vapear con menor riesgo.

Son dispositivos que funcionan calentando un líquido que está dentro del cartucho, el vapor de este líquido es lo que se inhala, por esto son también conocidos como vapeadores. Hay diferentes tipos, en el liquido puede haber nicotina o no, junto con otras sustancias ya conocidas por su acción cancerígena, aunque están en menor cantidad que en el cigarrillo convencional.

Hay una gran variedad en estos productos, además se pueden personalizar y el tener diferentes sabores para niños y adolescentes preocupa especialmente a los sanitarios. La OMS recomienda la prevención en el inicio de su uso en los jóvenes y personas no fumadoras.  Además al haber tanta variedad es difícil “evaluar la seguridad y la eficacia de los cigarrillos electrónicos como grupo” SEPAR

  • La mayoría tienen nicotina aunque sea en menor cantidad.
  • Tienen disolventes que al calentarse pueden formar compuesto tóxicos, algunos de ellos cancerígenos cuando se evaporan.
  • Otras sustancias tóxicas que no están en los cigarrillos convencionales
  • En el vapor de estos se han hallado metales como niquel, cromo y plomo, los niveles de níquel incluso más altos que en el cigarrillo normal.
  • Algunos estudios han encontrado que el cigarrillo electrónico también es perjudicial para los fumadores pasivos.

Últimamente ha habido bastante controversia con el uso de estos para dejar de fumar, los estudios que hay son pocos y   sus conclusiones no son fiables sobre la eficacia y seguridad para utilizarlo como método para dejar de fumar. También hay que tener en cuenta que la adición física que crea el tabaco es de una duración más corta que la adición psicológica que es de mayor duración. Al ser tan parecido al cigarrillo convencional, es más difícil romper la conducta adictiva que se crea con el cigarro, hay más posibilidades que se cronifique  y además da una falsa seguridad de ser algo más saludable.

En salud no debemos hablar de productos más o menos tóxicos, sino de productos tóxicos para la salud (Dr Granda).

Tabaco de liar

Debido al precio menor de este, su consumo se ha disparado. Además hay creencias erróneas sobre que perjudica menos que el ya liado, pero crea la misma adición y los efectos nocivos de la nicotina y resto de sustancias son igual de perjudiciales para la salud

La pipa de agua

La pipa de agua, conocida también como cachimba, argille entre otras. es un sistema de fumar tabaco calentado con carbón y el humo pasa por un recipiente con agua.

Hay mucho desconocimiento y falsas creencias sobre este sistema ya que por el hecho de pasar el humo por el agua se piensa que esta detiene las toxinas que perjudican.  Por el contrario el humo inhalado contiene grandes cantidades de monóxido de carbono y sustancias potencialmente cancerígenas. Los científicos alertan de que es igual de nocivo para la salud que el tabaco tradicional

Snus sueco

Menos conocido en España, no permitido ni aquí ni en los países de la Unión Europea. Tabaco que se consume principalmente en Suecia. Se coloca debajo del labio superior, bien en una bolsa o directamente. No hay estudios suficientes aunque está asociado a enfermedades orales y pancreáticas. Adición a nicotina.

Tabaco de mascar

No se relaciona tanto con enfermedades pulmonares pero sí con cardiovasculares y cáncer de cabeza y cuello. Tampoco permitido en España y en la U.E.

 

Conclusión:

Aunque faltan estudios que determinen hasta qué nivel afectan a la salud, algunos dispositivos electrónicos no se deben recomendar porque no se ha demostrado de forma fiable su seguridad. En general se insiste en que cualquier producto que esté relacionado con el tabaco pueden ser peligrosas para la salud.

Si ha decidido dejar de fumar es mejor consultar con su equipo de salud, ellos le aconsejaran las formas más seguras para hacerlo.

 

 

 

 

 

http://www.archbronconeumol.org/es-formas-emergentes-el-consumo-nicotina-avance-S0300289618301819?referer

Posicionamiento de Separ sobre los dispositivos IQOS

https://cuidateplus.marca.com/enfermedades/cancer/cancer-pulmon/2015/11/16/diez-cosas-deberias-cigarrillo-electronico-97247.html

Estudio de Sood, Amika K.,Kesic, Matthew J.
Hernandez, Michelle L.Fuente:The Journal of Allergy and Clinical Immunology; June 2018, Vol. 141 Issue: Number 6 p1973-1982, 10p

Electronic Cigarettes for Smoking Cessation: A Systematic ReviewMuhannad Malas, MPH Jan van der Tempel, MPhil Robert Schwartz, PhDAlexa Minichiello, MScPl Clayton Lightfoot, BA Aliya Noormohamed, MSPHJaklyn Andrews, MA Laurie Zawertailo, PhD Roberta Ferrence, PhD

E-cigarettes and smoking cessation – Authors’ reply  Sara Kalkhoran, Stanton A Glantz

 

.