Vacuna antineumocócica

vacuna-neumococo.pngLas infecciones neumocócicas siguen siendo un gran problema de salud pública, son las causantes de enfermedades tanto localizadas como invasoras y que en algunas de sus formas son muy graves.

Enfermedades como otitis, sinusitis, neumonía no bacteriémica y enfermedades invasivas como meningitis y bacteriemia  están causadas por el neumococo. Dentro de estas infecciones la enfermedad neumocócica invasiva (ENI), que se define como la presencia de la bacteria en sangre, líquido cefaloraquídeo u otro fluido corporal que normalmente sea estéril, son especialmente graves:

  • Bacteriemia
  • Meningitis
  • Pleuritis
  • Artritis
  • Peritonitis
  • Pericarditis

La neumonía neumocócica no siempre es invasiva. “La neumonía como forma clínica aislada no puede considerase como ENI, si bien en el 25-30 % de los casos se asocia a bacteriemia. Hasta un 50 % de los casos de NAC (neumonía adquirida en la comunidad) en adultos podrían deberse a este microorganismo” (1)

Las personas más afectadas son los niños menores de dos años y las personas mayores de 65.

Tienen más riesgo de padecerla las personas con enfermedades en su sistema autoinmune (por la enfermedad en si o por algún tratamiento que lo produzca) los que    tengan alguna enfermedad crónica, personas que no tengan bazo, el alcoholismo y tabaquismo.

La vacuna antineumocócica está recomendada para todos los niños y para adultos que estén en riesgo de tener una neumonía o enfermedad neumocócica invasiva o de tener problemas graves, en caso de tener una neumonía.

Hay más de 90 serotipos neumocócicos diferentes (los microorganismos infecciosos), pero en las vacunas no se pueden poner todos y debemos tener en cuenta que la inmunidad depende de la presencia de anticuerpos contra estos serotipos, por lo que las vacunas están elaboradas para combatir con los que normalmente son los causantes de la enfermedad neumocócica. Entre 15 y 20 de ellos causan la mayoría de las enfermedades neumocócicas a nivel mundial.

Actualmente hay dos tipos de vacunas, que se diferencian entre otras cosas:

  • por los serotipos que contiene
  • por la memoria inmunitaria que crea
  • por su protección frente a diferentes enfermedades
  • por los grupos de edad en los que pueden ser utilizadas.

Voy a hablar de la vacunación para adultos, igual que en la entrada anterior dejo las siguientes direcciones para consultar esta vacunación en niños  Vacunas. Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria  Asociación española de vacunología

 

Las vacunas que se están utilizando son:

Vacuna polisacárido de 23 serotipos o PPV23

Esta vacuna está creada para proteger frente a 23 serotipos neumocócicos, que son los que más comúnmente infectan,  representan el 70-80 % de los serotipos causantes de ENI en nuestro medio.

Se emplea en adultos, no está indicada en niños menores de dos años, ya que apenas son inmunógenas (capaces de inducir una respuesta inmunitaria específica) en los menores de dos años. No produce memoria inmunológica, por lo que su protección es poco duradera, entre 3-10 años. No actúa sobre la colonización nasofaríngea, no protege contra la enfermedad neumocócica no invasora, como la otitis media aguda, la neumonía no bacteriémica, ni la sinusitis.

“En España, el Comité Interdisciplinar del Sistema Nacional de Salud recomienda la vacunación con VNP 23v en personas ≥ 65 años desde el año 2004, aunque diversas comunidades autónomas comenzaron a vacunar a los mayores de 60 a partir del año 2000. Esto implica la necesidad de revacunarlos posteriormente, dada la indicación del Ministerio de Sanidad de administrar una segunda dosis de VNP 23v a los 5 años si la primera dosis se administró antes de los 65” (SEEG Vacunación 2018-2019)

Adultos < 65 años inmunocompetentes con patologías de base.

La recomendación de la revacunación es para los siguientes casos:

“Revacunación al menos 5 años después de la dosis de VNP 23v, siempre que hayan transcurrido, al menos, 2 meses desde la administración de la dosis de VNC 13v. Aquellos pacientes que recibieron 1 o más dosis de VNP 23v antes de los 65 años, recibirán 1 dosis adicional de VNP 23v al cumplir esa edad, siempre que hayan transcurrido, al menos, 2 meses desde la administración de la dosis de VNC 13v y 5 años desde la última dosis de VNP 23v”. (SEEG)

Se administra por vía intramuscular, en dosis única de 0,5 mL, las reacciones más frecuentes son dolor, enrojecimiento, calor, hinchazón y endurecimiento en el lugar de la inyección y fiebre.

Se puede administrar al mismo tiempo que la vacuna antigripal, siempre usando zonas distintas.

Las principales ventajas frente a la VNC 13v, que veremos a continuación, son su menor coste y la protección frente a  serotipos que no están incluidos en esta.

Vacuna antineumocócica conjugada 13-valente (VNC 13v) 

Es una vacuna conjugada que puede ponerse a cualquier edad , a partir de las seis semanas de vida. Es la única vacuna antineumocócica conjugada autorizada en adultos.

En principio su uso fue para niños pequeños, en 2011 se autorizó para su uso par evitar la  ENI en personas de más de 50 años, en 2012 para su uso entre los 6 y los 18 años y en 2013 para los de edades comprendidas entre 19 y 50 años. Posteriormente se ha autorizado en mayores de 17 años, incluyendo a los adultos de edad avanzada.

Es eficaz en las formas invasivas como las no invasivas de la enfermedad, incluyendo la neumonía.

Dentro de los serotipos que incluye la vacuna hay cepas resistentes a los antibióticos ” por lo que el uso de esta vacuna podría ser una herramienta eficaz en la lucha contra las resistencias a los antibióticos”(I.Alfageme Michavila).

Es capaz de reducir el porcentaje de portadores nasofaríngeos del neumococo, esto es importante porque se puede modificar significativamente la epidemiología de la enfermedad neumocócica, al  disminuir la tasa de portadores asintomáticos, al haber menos portadores, hay menos posibilidad de contagio o de que se produzca la enfermedad.

Provoca una respuesta inmune, generando memoria inmunitaria.

Su administración también es en dosis única, intramuscular. Los efectos adversos son similares a la anterior. Se puede administrar junto con la de la gripe, cambiando la zona de inyección.

En algunos casos se ponen las dos vacunas 1º la VNC 13 y después con un tiempo mínimo de ocho semanas la  VNP 23. Los vacunados de VNP23 que deban recibir una dosis de VNC 13 es recomendable que haya pasado como mínimo un año.

Cada comunidad autónoma tiene regulado su calendario de vacunación, consultando el que hay en nuestra comunidad, con respecto a las vacunaciones en el adulto las conclusiones son las siguientes:

“Por lo tanto, y a la vista de las incertidumbres expuestas, se recomienda la vacunación frente a neumococo en mayores, manteniendo preferentemente la estrategia acordada por el CISNS desde 2004  consistente en la vacunación sistemática a partir de los 65 años de edad con VNP23. No se recomiendan dosis periódicas de recuerdo excepto en determinadas situaciones de riesgo. La vacuna conjugada VNC13 está indicada en la población adulta de grupos de riesgo. Es fundamental la vigilancia de la carga de enfermedad por serotipos vacunales en España, lo que permitirá revisar
las estrategias para conseguir una óptima protección en la población mayor. Además, en lospróximos años estarán disponibles nuevas vacunas conjugadas (VNC15 y VNC20)”

Abajo otra recomendación:

Guía-vacunación-nac-neumoexpertos

 Estas recomendaciones pueden ir variando según la evidencia científica, por lo que es importante que pida consejo a su equipo de salud, será el que le aconseje de forma individualizada y dependiendo de sus necesidades lo que a usted le conviene

(1)-Centers for Disease Control and Prevention. Updated recommendations for prevention
of invasive pneumococcal disease among adults using the 23-valent pneumococcal
polysaccharide vaccine (PPSV23). MMWR Morb Mortal Wkly Rep. 2010 Sep;59(34):1102-6

La infección neumocócica y la prevención antineumocócica en la patología respiratoria

Neumoexpertos

Vacunación. Conselleria de salut IB

Asociación Española de Vacunología

Daniel M Musher, MDProfessor of Medicine, Professor of Molecular Virology and MicrobiologyBaylor College of Medicine Pneumococcal vaccination in adults